Probando, probando, ¡Aquí Zipi desde la enfermería BGiG!

28-05-19

Probando, probando, ¡Aquí Zipi desde la enfermería BGiG!

¡Hola! Yo soy un gato de colonia, así que no sé muy bien cómo funciona esto. Espero usarlo bien :)

Me llamo Zipi, el que sale detrás en la foto es Zape, mi hermano, que es más peludo que yo, aunque yo soy el guapo, espero que no lo dudéis. 

Como os decía, yo soy un gato de colonia, me gusta vivir en semi-libertad y los voluntarios de Barcelona Gat i Gos me cuidan y me alimentan a diario, ¡Ay, lo que me gusta a mí una lata!

Mirad que casita más chula nos han construido para que nos resguardemos del frío y de la lluvia y no tengamos que escondernos debajo de los coches, que por si no lo sabías son un peligro. ¿Qué os parece? Es guay, ¿verdad? No sabemos que hemos hecho para que los voluntarios nos quieran tanto, pero, aunque somos fierecillos, no nos falta nunca cariño, cobijo y lata. ¡Ay, lo que me gusta a mí una lata!

El otro día me vieron esta herida tan fea en el cuello, a veces otros gatos quieren tu lata y por defenderla acabas llevándote un mordisco como este. ¡Auch!

Por suerte, los voluntarios se dieron cuenta enseguida y me llevaron al veterinario a que me curaran. Y ahora me tienen aquí, en la Enfermería Gat i Gos, recuperándome tranquilo de la herida para poder volver cuanto antes junto a Zape, que seguro me echa de menos, aunque ahora todos los piropos sean solo para él. Imaginaos si me quieren los voluntarios que hasta han venido a visitarme a la enfermería y a hacerme carantoñas. Yo les bufo para que sepan que soy un tipo duro, pero en el fondo me encanta que me quieran tanto. Y que ahora me den ración doble de lata. ¡Ay, lo que me gusta a mi una lata!

¿Sabíais que la asociación proporciona atención veterinaria a todos sus gatos colonos como yo? Por todo esto y en nombre de toda mi colonia (una de las muchas de Barcelona Gat i Gos) quiero dar las gracias a todos aquellos que nos ayudan: a los que nos alimentan a diario, a los que nos llevan al veterinario, al veterinario que nos cura, a los voluntarios que están en La Paradeta recaudando fondos para nuestras latitas y sobre todo a los donantes y teamers que permiten con sus donaciones que todo esto sea posible y que tengamos una vida digna y sana. ¡Gracias por ayudarnos! 

Y tú, amigo lector, ¿Quieres ser uno de nuestros héroes y cuidar de nosotros? ¡Hazte voluntario y conócenos! Sobre todo, no te olvides de la lata. ¡Ay, lo que me gusta a mí una lata!

 

Ronroneos y latitas para todos, se despide con cariño

Zipi