¡Visitamos a Zipi en su casa!

17-06-19

Como sabéis, Zipi estuvo en la enfermería Gat i Gos recuperándose de una herida fea en el cuello. Allí hicimos buenas migas y quiso que os enseñáramos su colonia, El Jardín de Don Pantunflo, así que ayer pusimos rumbo hacia allí para reunirnos con nuestro voluntario Joaquin, que lleva años siendo el cuidador de dicha colonia. 

El Jardín de Don Pantunflo es una colonia semicerrada, donde los gatos gozan de libertad pero a la vez disponen de un sitio seguro al que acudir a dormir, a tomar el sol tranquilos, a comer o a resguardarse de la lluvia y del frío en invierno.

EN LA FOTO: ZIPI EN SU COLONIA

La colonia tiene años de trabajo en las espaldas de Joaquin y otros voluntarios, como Carlos, que procuran ofrecer el mejor de los espacios para estos gatitos urbanos. En este vídeo, Joaquin nos enseña, por ejemplo, cómo están forrados los arcones-dormitorio para mantenerlos bien resguardados del frío. 

También podéis ver el detalle por dentro en esta foto:

Joaquin lleva más años de los que podemos recordar siendo voluntario de Barcelona Gat i Gos, donde se deja la vida en cuidar de sus gatos, porque a pesar de no vivir en su casa, Zipi, Zape, Jaimito, Bombón, Lore, Mishino, etc son parte de su familia. También recuerda a otros gatos que ya no están, como Romeo y Julieta. 

Cada día Joaquin los alimenta, mantiene el Jardín limpio, juega y pasa tiempo con ellos y les ofrece todo su cariño (sí, los gatos también lo necesitan). Los gatos lo adoran.

EN LA FOTO: JOAQUIN CON JAIMITO EN PLENA SESIÓN DE MIMOS

Además, también vigila su salud y alerta a la Asociación en caso de emergencia veterinaria. Así es como acabaron en la enfermería Zipi, Mishino o Varon, este precioso gatazo del que pronto os explicaremos su historia y su evolución dentro de la enfermería Gat i Gos. 

EN LA FOTO: VARÓN EN LA ENFERMERÍA GAT I GOS

Zipi también quiso presentarnos a algunos de sus amigos, como Jaimito, con el que pudimos jugar un ratito. ¿Quien dijo que los gatos ferales no se entendían con las personas? Cada gato es un mundo y cuando están bien cuidados como los nuestros, su relación con nosotros cambia completamente. 

A la hora de comer, aparecieron todos para recibir su ración de lata. Actualmente no disponemos de un comedero cerrado con espacios distintos para que Lore pueda comer separada de Jaimito, por ejemplo, (los gatos son unas criaturas muy particulares en cuanto a esto) por lo que hemos abierto una recaudación de fondos en Gofoundme de manera que podamos adquirir uno entre todos. Los días de lluvia no tenemos sitio donde poder dejar sus latas y los días muy soleados, el calor las estropea, por lo que para nosotros es muy necesario disponer de este comedero y actualmente no podemos hacernos cargo solo con el dinero de los voluntarios habituales. El nombre de todos aquellos que contribuyan quedará para siempre inscrito en las paredes del comedero, como homenaje a todos los que hicieron posible su construcción. ¿Quieres ser uno de esos nombres? Haz clic aquí.

 

El vínculo que se crea con las latas es muy importante para el cuidador. Los gatos saben a qué hora se reparte la comida y vuelven a su colonia esperando recibirla. Ese momento es el que aprovecha el cuidador para revisar orejas, el hocico, la piel y en el caso de las hembras, las mamas en busca de posibles tumoraciones. En la tercera foto anterior podéis ver cómo le revisa las orejas a Lore. 

Después de la comida y el juego llegó la hora de dormir, así que dejamos a los peques disfrutar de su siestecita al sol. ¡Volveremos pronto! Y tú, ¿vives en Barcelona o alrededores y te gustaría ser cuidador y crear este vínculo tan bonito con gatos que te necesitan? Puedes inscribirte aquí


 

¿Qué te ha parecido? ¿Quieres que visitemos más colonias y os presentemos a nuestros peluditos? Déjanos tu opinión en redes sociales.

Aprovechamos para contarte que hemos renovado nuestro escaparate solidario, por lo que si no puedes venir a hacer tus donaciones de latas, pienso, etc en persona pero te gustaría contribuir, ese es tu espacio. 

¡Gracias por ser Gat i Gos!