¡La vete responde! Dudas sobre salud felina

09-06-19

Como anunciamos en nuestras redes, esta semana tenemos a Ariadna, veterinaria de Turovet Centre Veterinari, respondiendo a las preguntas que más nos habéis hecho sobre la salud de vuestros pequeños. ¡Comenzamos!

 

¿Existe alguna forma de prevenir la conjuntivitis? 

A: La conjuntivitis es básicamente una inflamación de la conjuntiva ocular. Puede ser causada por varios agentes patógenos (bacterias, virus etc..). Los principales agentes patógenos que causan conjuntivitis en los gatos son Chlamydophila felis entre las bacterias, herpesvirus felino y calicivirus entre los virus. 

No hay forma de prevenir una conjuntivitis, aunque evitar la exposición del animal a los agentes patógenos (evitando por ejemplo el contacto con animales enfermos), y cuidar de su sistema inmunitario, con comida sana y evitando factores de estrés, nos puede suponer una buena ayuda. Hay un estudio muy interesante que demuestra como la administración continuada del probiótico Fortiflora mejore de manera muy evidente los signos clínicos de las conjuntivitis por herpesvirus.

 

¿Un gato con leucemia puede vivir con uno sano? ¿Y uno con inmunodeficiencia?

A: El virus de Leucemia felina es un retrovirus muy frágil que se inactiva fácilmente en el ambiente. El contagio generalmente se produce por el contacto social amistoso entre gatos que conviven juntos y/o comparten agua y comida. Por lo tanto, un gato sano sólo podría vivir con un gato con leucemia si previamente vacunado e inmunizado hacia el virus de la leucemia felina, teniendo en cuenta que las vacunas no siempre pueden garantizar una eficacia del 100%.

El virus de inmunodeficiencia felina es un retrovirus que produce infecciones crónicas y persistentes en los gatos infectados. Es un virus frágil en el ambiente que también se inactiva fácilmente. El contagio generalmente se produce por mordeduras entre gatos, por eso los gatos de mayor riesgo son gatos no castrados con comportamientos territoriales agresivos. La transmisión por convivencia entre gatos sin peleas es posible, pero es poco efectiva y aunque el riesgo no es cero, se acepta que gatos seronegativos puedan convivir con seropositivos, siempre y cuando no se produzcan conductas agresivas.

EN LA IMAGEN ULI, UNO DE NUESTROS INMUNITOS EN BUSCA DE PADRINO.
 

¿Como podemos mantener sana la boca de nuestro gato?

 Los gatos pueden sufrir de muchas enfermedades a nivel de cavidad oral, causadas por bacterias o virus. Es muy importante hacer una revisión periódica al veterinario para comprobar el estado de salud de la boca de nuestros gatos. Desde pequeños se puede intentar acostumbrarlos al cepillo dental y a productos que ayuden a bajar la carga bacteriana responsable de la formación de placa en sus dientes, como espráis enzimáticos, enjuagues que se mezclan con agua de bebida, etc. En la visita el veterinario valora cuando es el caso de hacer una limpieza dental completa bajo anestesia.

Algunos gatos sufren de gingivoestomatitis crónica, un síndrome clínico caracterizado por la presencia de un proceso ulcerativo que afecta a todos los tejidos que están en contacto con la saliva y la placa bacteriana: encía, mucosa alveolar, mucosa labial, mucosa sublingual, mucosa caudal, arco glosopalatino y paladar blando. No hay una única causa responsable del desarrollo de la gingivoestomatitis. Parece que el origen sea una alteración del sistema inmune local (IgE, IgA, IgM presentes en la saliva) que, ante la presencia de uno o varios estímulos antigénicos crónicos, responde de forma exagerada.

 

Mi gato marca ahora después de 4 años castrado, ¿a qué puede ser debido? 

En un gato castrado que empieza a marcar en casa, lo primero que habría que hacer es descartar posibles causas físicas y orgánicas, con una visita al veterinario y oportunos exámenes (uroanálisis, analíticas, ecografía, etc). Una vez descartada cualquier causa física, habrá que buscar un problema de comportamiento con la ayuda de un etólogo. Cambios en la rutina del gato, factores estresantes, aburrimiento, etc., pueden ser entre las causas de marcaje en un gato castrado. Es muy importante el enriquecimiento ambiental (cajas, rascadores, juguetes y otras distracciones) para garantizar el bienestar de nuestros gatos.

 

¿Existe alguna manera de prevenir las piedras en los riñones de los gatos?

Los gatos machos, por su anatomía, suelen sufrir a menudo de episodios de obstrucción de las bajas vías urinarias. La mayoría de las veces entra en juego un factor de estrés, asociado a una comida no idónea. Hay estudios que demuestran que se puede limitar la formación de cálculos en los gatos alternando comida húmeda a comida seca, y estimulando los gatos al beber agua (poniendo muchos bebederos en casa, pequeñas fuentes, etc).  Existen líneas de dieta veterinaria que ayudan al mantenimiento de un pH urinario ácido, que obstaculiza la formación de los cálculos de estruvita, los cuales normalmente se forman en presencia de un pH básico. También hay estudios sobre la eficacia de los probióticos con Lactobacillus Acidophilus para reducir la formación de cálculos de oxalato a nivel renal; los cálculos de oxalato no responden a las dietas que acidifican las orinas, ya que se pueden formar con presencia de pH ácido. De todos modos, hay que tener presente que la formación de cálculos renales o en vejiga siempre pueden ir asociados a un factor de predisposición genética. Podemos dar una ayuda con una buena dieta a nuestros gatos, pero no podremos eliminar totalmente el riesgo.

LOS GATOS ADORAN EL AGUA FRESCA Y EN MOVIMIENTO. PUEDES ESTIMULAR SU SED CON UNA  FUENTE 

 

¿Recomiendas la desparasitación en gatos de interior? ¿Con qué frecuencia?

Los gatos que viven en un piso tienen menos posibilidades de entrar en contacto con parásitos internos y externos, no obstante, eso el riesgo no está del todo anulado, así que se recomienda igualmente una desparasitación periódica. Nosotros, desde la calle, podemos vehicular huevos de parásitos como Toxocara Cati, un parásito intestinal, a través de nuestros zapatos. Si hay presencia de balcones o terrazas donde el gato tenga acceso, aumentan las posibilidades de contraer no sólo parásitos internos, sino incluso los externos (pulgas y piojos llevados por palomas y otros pájaros). Una buena costumbre sería la de desparasitar a los gatos indoor una vez cada 3-4 meses. Existen muchos tipos de antiparasitarios, yo considero que lo más cómodo en el gato son las pipetas que cubren al mismo tiempo parásitos externos e internos.

 

¿Me podrías explicar un poco qué es la PIF? 

La Peritonitis Infecciosa Felina (PIF) es una enfermedad producida por el coronavirus felino. Este es un virus muy presente a nivel mundial, podemos ver hasta el 80-90% de los gatos infectados cuando viven en comunidades. Pero sólo el 5% de los gatos que tienen coronavirus entérico felino desarrollan PIF. Eso es debido a una mutación del mismo coronavirus, por causas ambientales, genéticas, etc.

No existe un test diagnostico especifico de PIF, existen solo test diagnósticos de coronavirus, pero un gato positivo al coronavirus no necesariamente desarrollará un pif, la mayoría acabaran superando la infección de coronavirus sin secuelas.

Los factores de riesgo para la mutación de un Coronavirus entérico felino hacia el virus PIF son:

- Convivencia en comunidades, donde la prevalencia del Coronavirus puede ser muy alta, y donde hay constantemente transmisión y replicación vírica de un gato a otro, aumentando la probabilidad de mutación del virus

- Inmunosupresión por estrés

- Factores genéticos, etc.

La transmisión del coronavirus felino es fecal-oral directa, el virus entra en el gato por vía oral y rápidamente se produce una replicación del virus, sobre todo en el intestino.

Si existe una respuesta inmune eficaz, el gato es capaz de eliminar el virus del organismo, pero siempre existe una eliminación del mismo por heces durante un cierto tiempo, lo que hace que en una población de muchos gatos haya la posibilidad de reinfectarse frecuentemente. 

El principal órgano reservorio del virus es el Colon, aunque otros órganos como la piel y los ojos pueden actuar como reservorios residuales. El coronavirus entérico ocasiona cuadros digestivos con diarreas leves transitorias o algún vómito, incluso enteritis más severas pero siempre autolimitantes. 

Una vez que se produce la mutación en los monocitos y los macrófagos del gato, se produce una respuesta inmunitaria frente al virus de la PIF que ocasiona dos cuadros típicos:

la forma de PIF húmeda, generalmente más grave, con producción de líquido exudado en cavidad abdominal, pleural o pericárdica, y la forma seca, donde se forman infiltrados piogranulomatosos en distintos órganos, como el riñón, linfonodos, hígado, ojos, cerebro, piel y articulaciones.

No hay evidencias sólidas de que exista una transmisión de virus PIF de gato a gato. El coronavirus mutado es único para cada gato. Si el virus ya ha producido la migración de enterocitos a macrófagos, es porque se ha producido ya la mutación.

El pronóstico de la PIF es casi siempre mortal, aunque hoy es posible obtener resultados en términos de supervivencia y mejoría de las condiciones clínicas con tratamientos médicos que no nos permiten la curación definitiva del animal, pero si la mejora de sus condiciones clínicas.

 

Queremos agradecer a Ariadna su tiempo y aprovechar para recomendaros su clínica en Barcelona. Si necesitáis una veterinaria próxima y atenta, este es vuestro sitio:

Contactar con Turovet