Siempre positivo, por Uli.

08-05-19

Siempre positivo, por Uli.

¡Buenas!

Soy Uli, mi amigo Taes ya me presentó el otro día, y eso me ha hecho vencer mi timidez y decidirme a escribiros mi historia.


Como tantas otras historias de mis compañeros, mi historia empieza por mi captura de una colonia donde vivía en libertad. Esta vez no les molestábamos especialmente los gatos a la gente que estaba alrededor de mi colonia. De donde vengo, nos soportaban, como norma general. Pero existe una excepción en esa norma: los gatos positivos a inmunodeficiencia o a leucemia. Cuando me capturaron, me testaron y di positivo a la primera enfermedad, la inmuno. Ese simple test y su resultado positivo dieron un vuelco a mi futuro: o me sacaban de ahí, o me sacrificaban. Ellos dijeron que me dormirían, así suena menos grave, pero que no os engañen: cuando sólo duermes de verdad, sueñas con el futuro, no te lo arrebatan como pretendían hacerme a mí. Así que como ha pasado con otros compañeros que ya os han explicado, la voz de alarma llegó a los compañeros de Barcelona Gat i Gos, y ellos me rescataron. Desde entonces, aquí estoy.

Ma
ñana os explicaré más de mí. ¡Os espero!

 

Siempre positivo (segunda parte), por Uli