Caramelo

Caramelo Caramelo, nuestra carey hermosa de las colonias... siempre pedías latita maullando con tu voz afónica y buscabas a los humanos que te cuidaron hasta el final. Sé feliz, guapa, en tu cielo gatuno, con tus compañeros que se han ido contigo.