Toni

Toni Toni, pequeño, tu caso nos ha roto el alma. Qué tristeza tu final de gato enfermo y abandonado, un final sin posibilidad de consuelo. No has podido ni siquiera disfrutar de una casa en tus últimos días. Descansa ya sin sufrimiento. Nunca, nunca te olvidaremos.