Hasta siempre, Julián

15-01-15

Hasta siempre, Julián

No todo podían ser buenas noticias este año que recién estrenamos. Hemos de lamentar la defunción de quien fue uno de nuestros gatos más emblemáticos: Nuestro siempre querido Julián.

Julián fue rescatado hace muchos años ya, y pasó a vivir acogido con nosotros. Tuvo la mala suerte de dar positivo a inmunodeficiencia. Nunca un rasgo calificado como "positivo" trajo tantas connotaciones negativas a quien lo posee, es de sobras conocido lo difícil que es dar un gato positivo en inmunodeficiencia en adopción. La mayoría de gente descarta adoptar gatos maravillosos, sólo por llevar la etiqueta de positivo en su cartilla de salud.

Hoy queremos remarcar mucho, más que nunca, ése "mayoría", ya que Julián tuvo la gran suerte de conocer a Mónica, que lo acabó adoptando a él y a Erika (también positiva a Inmunodeficiencia). Mónica supo ver todas las virtudes de este gran gato, y de su amiga inseparable, supo ver más allá de que fueran positivos a una enfermedad, ella supo ver todos los rasgos positivos de verdad de Julián y su amiga Erika. Los adoptó, les dio durante años un hogar lleno de amor, cuidados, atenciones, les dio lo que ellos no se habían atrevido siquiera a soñar que existía. Julián ha vivido en un auténtico Edén durante unos años, y esta semana ha partido a subirse a las nubes.

Nos dejas desconsolados a todos los que te hemos conocido, a tu amiga Erika, a Mónica, la mejor cuidadora que jamás pudiste tener y a la que queremos agradecer el que te abriera las puertas de su casa, todo su cuidado, su cariño, estaremos por siempre agradecidos que os adoptara a Eri y a ti.

Desde aquí, te decimos adiós, pequeño amigo. Nos vemos al otro lado del Arco Iris.