La historia de Lutero

13-01-17

Nos encanta dar noticias como ésta... la historia de Lutero ha tenido un final feliz!!! Una familia le ha adoptado y por fin tendrá una casa y el amor que se merece. Que seas muy feliz en tu nueva vida, Lutero! Desde aquí queremos dar las gracias a todos los que lo habéis hecho posible. A quienes dieron el aviso de que estaba mal, a los voluntarios que le rescataron, al equipo veterinario que le operó, a sus mamás de acogida y a todos los que habéis hecho donaciones para contribuir a los gastos de su recuperación. Afortunadamente, su triste historia ya es cosa del pasado, pero cuantos animales tendran que sufrir como él por culpa de la barbarie humana? 

Un día nos llegó un SOS. Había un gato, en una zona donde empezaremos a hacer CES, con un hierro clavado en un flanco. Los alimentadores nos pedían que fuéramos rápido a buscarlo, llevaba tiempo así. Le controlaban mucho la cantidad de comida para evitar que engordara y acabara así clavándose aún más el hierro. Al segundo día, con la ayuda de los alimentadores, logramos que entrara en la jaula, y sin más demora lo llevamos corriendo al veterinario a que le sacaran el hierro. Y aquí vino la sorpresa, donde la realidad supera la ficción. LUTERO había sido ABANDONADO hacia meses en dicho recinto ferroviario, por lo que en todo momento supusimos que el hierro se lo clavó en un accidente por andar entre metales. Para nuestro horror, la realidad era terroríficamente distinta: LUTERO tenía una trampa de lazo alrededor de la cintura, se debió enganchar de cachorro, sin saber como logró soltar la trampa, pero no logró zafarse del lazo, por lo que seguía con el alambre clavándose en su cuerpo.

LUTERO creció. Su organismo creció alrededor del lazo de alambre, encapsulándolo. Sus órganos se desplazaron para adaptarse al espacio que ocupaba y oprimía el lazo. Es admirable la capacidad de supervivencia y adaptación de este gato tan hermoso.
LUTERO logró así hacerse adulto, sufriendo seguramente lo inimaginable. Ahora, los veterinarios han logrado ya quitarle el lazo tras una cirugía complicada y arriesgada. A nuestro LUTERO se le acabó ya esta tortura, se ha recuperado muy bien y por fin le ha llegado la hora de ser feliz en su nuevo hogar.

LUTERO es un ejemplo más que demuestra que los gatos no saben, ni pueden espabilarse solos. Sólo de pensar en cuantos gatos pueden haber pasado por el mismo sufrimiento que él, pero con un final mucho más trágico, nos entra una fuerte opresión en el pecho. Recordamos que, además, se da el caso que los lazos para cazar están prohibidos. Esto sólo es la parte legal, moralmente son una atrocidad que no debe tener cabida en ninguna sociedad.

¿Quieres ayudarnos a ayudar a LUTERO?

Puedes hacernos un donativo

En nuestra cuenta:  Caixabank CCC 2100-3200-94-2201329030 IBAN: ES23 2100 3200 9422 0132 903 BIC/CODIGO SWIFT CAIXESBBXXX 

Paypal: https://www.paypal.com/cgi-bin/webscr?cmd=_s-xclick&hosted_button_id=32CR2CPZEMGUU

O si lo prefieres, te puedes unir a nuestro grupo de Teaming: https://www.teaming.net/barcelonagatigos

Muchas gracias de parte de nuestro luchador, y de todos los que peleamos a su lado.



Videos relacionados