Ser casa de acogida

Ser casa de acogida es probablemente una de las labores voluntarias más generosas que existen. Tu ofreces tu espacio y tu cariño a un gato que lo necesita hasta que encuentre un hogar definitivo sin esperar nada a cambio y sabiendo que ese pequeño marchará, pero sin saberlo recibirás el amor y la gratitud de dicho gato para siempre, esté donde esté. 

En la foto: Nuestra Pelusa en su casa de acogida

Barcelona Gat i Gos provee TODO lo necesario para el bienestar del gato: arenero, comederos, pienso, arena... y todas las atenciones veterinarias que necesite. Tú solo tendrás que poner tu cariño. 

¿Te apetece unirte y ser acogida Gat i Gos? Rellena este formulario y nos pondremos en contacto contigo. 

#yosoygatigos